jueves, 29 de julio de 2010

Inception: soñando en grande

Christopher Nolan lo ha hecho de nuevo. Ha cogido una idea que deriva de lo más profundo del ser humano y le ha dado capas enigmáticas, atrapantes y perfectas de acción y suspenso, para así darnos otro torbellino cinematográfico que nos succiona y nos devuelve a la vida con otro pensamiento. Nos ha dado otro sueño perfecto. Se trata de "Inception" (El Origen en español), película que no podríamos resumir debido a lo compleja que es. En síntesis, se trata de un grupo de "ladrones de la mente", lideradas por Cobb (Leonardo DiCaprio), un hombre conflictuado que ve en un trabajo complicadísimo su vía para reencontrarse con sus hijos y así terminar de enterrar sus demonios. Este trabajo es lo que se conoce como "implantación", "originización" o "Inception".



De partida decir que por muchos avances tecnológicos que se presenten (ya sea durante el desarrollo de la película o en la elaboración del film mismo), Inception es una película típica del género Heist. Desde clásicos como Rififi o The Italian Job hasta versiones modernas como Heat o el Ocean's Eleven de Clooney y su pandilla, las películas Heist se caracterizan por contarnos el desarrollo de un grupo de ladrones (expertos o principiantes) y como evolucionan desde el momento de formar el grupo hasta el momento del atraco o robo, e incluso en las postrimerías del mismo. Así, la priemra parte del film cuenta como Cobb (the extractor) reúne a todo su equipo: the point man (Joseph Gordon Lewitt), the forger (Tom Hardy), the architect (Ellen Page), the chemist (Dileep Rao) y the tourist (Ken Watanabe), siendo este último el magnate japonés que los contrató para realizar la Inception. Este trabajo consiste, entonces, en insertar una idea en la mente del heredero Robert Fischer (Cillian Murphy) a través de los sueños. Y la performance de esta avezada misión es lo que toma la segunda parte del film, llegando a niveles de acción y emoción superlativos.

El suspenso juega mucho en la nueva cinta de Nolan. El hecho de tener que despertarse, de morir para "nacer" de nuevo, o de encontrar una "patada" para salir del sueño son situaciones que ponen a los personajes (y al espectador mismo) al límite, ya que se juega no sólo contra elr eloj, sino contra proyecciones de las mentes, que no son otras cosas que mecanismos de defensa del subconsicnete. Así, Nolan explica cómo els er humano lucha constantemente contra sus temores, odios y fantasmas personales. Esto es lo que le pasa, por ejemplo, al personaje de DiCaprio, quien libra una batalla para terminar de desprenderse del desgraciado recuerdo de su esposa Mal (Marion Cotillard). Las escanas de acción están muy bien realizadas, aunque tal vez Nolan no llega aún al Olimpo de Michael Mann (que ES el dios de las escenas de acción), pero no hay nadie como el buen Christopher para poner el encuadre ideal y darnos esa clae cinematográfica de cómo hacer que el espectador no se aburra en un film de casi 2 horas y media. Recursos técnicos como la fotografía y la dirección de arte están geniales. La música de Zimmer, una vez más, fascinante.


Los logros técnicos merecen un párrafo aparte. Sólo le toma a un visionario como Nolan lograr cosas que atrapen el ojo del espectador, con unmotivo justificado, y sean tan maravillosos como necesarios. Nolan toma esto de Kubrick, para quienes ya los comparan, y da todo de sí para la película, sin escatimar en gastos, desplegando una serie de recursos técnicos que llevan magia pura a la pantalla. Ya sea con el uso del CGI, como en el caso de el "desdoblamiento" de París; o mediante la implementación de recursos como un escenario giratorio para la mítica pelea por los pasillos del hotel que tiene al point man como protagonista, surcando los aires cual araña en una lucha de ensueño. Nolan debe tener maravillas en la mente para plantear un guión tan notable como el de Inception, pero más aun, para tener la genilaidad de llevarlo a la pantalla con tan parametrada precisión. Kubrick es Kubrick y, robando a Nietszche, está más allá del bien y el mal. Bueno, Nolan va rumbo a ese camino.

En el parámetro de las actuaciones, Nolan es lo suficientemente perfeccionista para no dejar estos detalles al azar. Y la virtud de Inception es que al final la película no temrina cayendo en su totalidad sobre los hombros del perosnaje de Leonardo DiCaprio. Leo cumple y en general es un buen actor, pero más que todo una estrella de cine, que con recursos limitados sabe bien aguantar a la cámara y un film entero. Tiene actuaciones notables como en The Aviator, o en Revolutionary Road (que creo que además de ser su mejor actuación, debió considerársele para los premios). Pero en esta cinta no pasa de actuar alla DiCaprio, con su cara de preocupado y traumado que deriva de su actuación como Howard Hughes, y que no disgusta pero a veces puede resultar cansina. La virtud de Nolan y el casting fue reunir a un grupod e carismáticos y buenos actores para hacer de la "gang" de DiCaprio y dalre dinamismo a la cinta. Ellen Page es tan encantadora como buena actriz; Tom Hardy resulta una sorpresa y ya le advertimos mayores roles en su futuro; Ken Watanabe es un actorazo (ver Cartas desde Iwo Jima) y compone un turista enigmático y simpático; Cillian Murphy tiene todo para ser el villanazo de esta parte de siglo en Hollywood; y sobre todo Joseph Gorodn Lewitt, quien reafirma su status de "pedazo de actor", y además compone las escenas de lucha por los pasillos del hotel, repito una vez más, lo más espectacular que podamos encontrar hoy por hoy en pantallas.


En resumen, Inception es una película notable, tanto en el apartado técnico como en el corazón del film (guión, actuaciones y dirección). Tal vez contiene un error, o un faiclismo a mi gusto, a la hora de explicar la "salida del limbo" (mejor no introducir estos temas en productos de ficción o tendrán un debate LOSTiano), pero en sí Inception es un film como no encontramos en la cartelera actual o de los últimos años. Estamos frente a la cinta más inteligente, atrapante, mágica y multisignificativa de los últimos años. Una cinta alla Kubirck. Nolan, sigue así, para mantener vivo tu sueño de llegar a ser como el viejo Stanley. Sabemos que quieres, yo sé que tú puedes.


Nota 19/20

1 comentario:

Efraín dijo...

Muy buen comentario. Sin duda Nolan es una de las promesas para este ciclo. Y uno se pregunta: que tendrá preparado para Batman 3?